El nombre guará se lo dieron los gauchos rioplatenses que entre los siglos XVIII y XIX se establecieron en las Malvinas, al verlo semejante al aguará guazú.
En 2009 un estudio de ADN concluyó que el pariente vivo más cercano es, efectivamente, el aguará guazú.
En 2013, un estudio de ADN mitocondrial de diversas especies de cánidos sudamericanos (vivos y extintos) determinó que el guará habría divergido de una especie similar que habitó en la Patagonia hasta hace unos 3000 años.
El menor nivel del mar habría dejado un estrecho marino de tan sólo 20 a 30 km entre el archipiélago de las Malvinas y el continente, el cual muchas veces era cubierto por hielo. Esta plataforma habría permitido el desplazamiento de los guará hasta las islas, probablemente recorriendo la superficie de hielo en busca de alimento.
Ante la ausencia de otros mamíferos terrestres en las islas Malvinas, el guará no tuvo competidores. Dada la carencia de presas fáciles como roedores, se desconoce mucho de la dieta original de este animal, aunque lo más probable es que se alimentara de aves como pingüinos y gansos nativos, que anidan en el suelo, y de sus huevos, y de algunos insectos, larvas y carroña. Al establecerse los hombres en las islas, el guará también empezó a comer aves de corral y pequeños corderos, uno de los motivos por el cual fue exterminado.
Anuncios

Todos los días cruzaban a nado un arroyo para llegar a su escuela

El cacique Vicente Méndez peregrinó sin éxito durante más de un lustro por los despachos oficiales para conseguir el puente que tanto necesitaban.
Los estudiantes e incluso el propio cacique asisten a la Escuela Bilingüe 905, donde comparten aulas, recreos y almuerzos con los hijos de pequeños productores tabacaleros de la zona. Al momento del almuerzo, todos se unen en una oración de agradecimiento. Primero lo hacen en castellano y a continuación en guaraní.
“A veces llegan tiritando de frío, pero cuando el arroyo está crecido por las lluvias le pedimos que no vengan, que no se arriesguen porque la corriente es muy fuerte y los puede arrastrar”, contó la maestra Melly Paniagua, que de lunes a viernes vive en una casa contigua a la Escuela y espera a los chicos mbyá con el desayuno preparado y una ducha caliente.

Cuando la historia de los estudiantes ocupó la tapa de Clarín y se viralizó en la televisión, el Gobierno anunció el inicio de la obra, además de la construcción de un aula satélite para que los chicos más pequeños tuvieran clases dentro de la aldea y no tuvieran que arriesgar sus vidas a diario.

Los 45 estudiantes ya no deberán cruzar a nado un arroyo de casi 30 metros de ancho. El Gobierno instaló un puente-pasarela y convirtió el sendero en un camino apto para todo tipo de vehículos.

 
Mis hijos crecieron en la naturaleza, entre animales domésticos y no tanto. También les permití andar algo sucios y zaparrastrosos.
Cuando mi hijo mayor era pequeño, estaba empecinado en crear la sociedad protectora de sapos. Los amaba y cuidaba como si estuvieran a punto de extinguirse y se ligó varios palos de los cuidadores por sacarlos del fondo de las piletas abandonadas. Quería que no se ahogaran. Yo le decía que no insistiera, pero él seguía haciéndolo, sin importarle los huascazos.
Ahora ya están creciditos y cuando ven las fotos me preguntan por qué los alentaba a ser tan salvajes. Les respondo que lo hice para que aprendieran a ser felices con cosas simples.
Esa fue mi intención y es el máximo legado que deseo dejarles.
 
Cuando han fallado en una relación de pareja, mis amigos suelen comentarme que la próxima vez elegirán alguien completamente diferente.
Pero creo que no es tan importante la diferencia de caracteres, como lo que cada uno provoca en el otro. Un ejemplo explícito -aunque algo extremo, debo reconocerlo- es el programa “Parejas Peligrosas” en el canal ID, donde dos personas se unen y juntas forman una dupla poderosa. De estar separados, tal vez sus felonías jamás hubieran acontecido.
En el amor creo que es igual.
Norman_Rockwell_4_Ages_Love_Fondly_Do_We_Remember

 

La foto muestra el descenso Caprilli, en 1906. Prueba final de la escuela de caballería Tor di Quinto de Roma antes de terminar su formación.
Esta foto me hace acordar a Daniel Evans y su caballito Malacara ¡Con un salto parecido, el galés se salvó de los araucanos!

prueba final

 

Entre los siglos XVI y XIX cientos de miles de hombres, mujeres y niños fueron secuestrados, trasladados en barcos a tierras desconocidas y vendidos como esclavos.
No estamos hablando del comercio del centro y oeste de África a europeos occidentales para ser llevados a América, sino de europeos occidentales capturados por los corsarios otomanos para venderlos en el norte de África.
Usando galeras de remo, los corsarios otomanos saquearon metódicamente el Mediterráneo. El negocio de los berberiscos, que también tomaban barcos, mercancías y cautivos europeos en el mar, era mucho más grande de lo que muchos imaginan. Se estima que, a lo largo de tres siglos, los corsarios que operaban en los puertos de la costa de Berbería (en el norte de África) capturaron y esclavizaron a más de un millón de europeos.
En incursiones esclavistas musulmanas, conocidas como razzias, los piratas berberiscos capturaban cristianos en ciudades y pueblos costeros europeos, principalmente en Italia, Francia, España y Portugal, pero también en las Islas Británicas, los Países Bajos, y tan lejos como Islandia.
Muchos eran vendidos como esclavos en la ciudad de Argel. Primero, los nuevos cautivos eran obligados a desfilar a lo largo del Al-Souk al-Kabir mientras los vendedores gritaban para atraer compradores.
Una vez en el mercado de esclavos, los cautivos eran desnudados y examinados. Los hombres tenían que saltar, para mostrar su condición física, y eran golpeados con palos si no cumplían con prontitud. Los compradores examinaban los dientes de los cautivos masculinos para ver si eran aptos para el trabajo como remeros en las galeras, la cual era considerada como la peor de todas las condenas en vida. Los compradores también examinaban sus manos para ver si tenían callosidad. Las manos suaves indicaban una vida de facilidad y riqueza, y por lo tanto, potenciales beneficios en forma de un gran rescate.
(Leer más en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-46870271)