Archivos para el mes de: julio, 2018

Cuando el padre de la teoría de la relatividad se encontraba en su habitación en el Hotel Imperial de Tokio, un mensajero llamó a su puerta. Tenía un paquete para él.

Tras recibirlo, Einstein se dio cuenta de que no tenía dinero para darle una propina.

Le pidió que esperara y agarró dos hojitas con el membrete del hotel y una pluma.

Escribió: “Una vida humilde y tranquila trae más felicidad que la persecución del éxito y la constante inquietud que implica”.

En la segunda hoja escribió: “Donde hay una voluntad, hay un camino”.

Y las firmó.

Se las entregó al mensajero y le dijo que algún día esas notas tendrían valor.

En octubre de 2017, una casa de subastas de Jerusalén las vendió por US$1.560.000.

Lo que escribió en la capital japonesa trascendió como la teoría de la felicidad de Einstein.

einstein felicidad

 

Anuncios

 

AFICHE FACEBOOK.png