Archivos para la categoría: Uncategorized

AFICHE FACEBOOK.png

Anuncios

http://www.lv16.com.ar/sg/nota-109831/susana-biset-la-mujer-que-renacio-

 

20150616_151645

Mi nieto más pequeño, tal vez por ser de un pueblo, cuando andamos por la calle saluda a cuanta persona se le cruza en el camino.

Ayer fuimos al parque, me senté en un banco mientras él y su primita jugaban a las escondidas. Al pararse los dos sobre un tocón, un señor de mi edad (o sea, sesenta años) se acercó y comenzó a conversar con ellos.

Desde mi sitio yo lo miraba con dos pares de ojos: el de buitre y el de chacal, listo para degollarlo y servírmelo como almuerzo.

Un momento después él se fue. Entonces les dije a mis nietos que no debían hablar con extraños.

  • ¿Por qué?

¡Vaya pregunta difícil! porque no quiero asustarlos.

  • Porque a lo mejor es una mala persona.

Mi nieto lo pensó y frunció el ceño. Luego me dijo algo que me dejó pensando.

  • Pero si hablamos con extraños, conocemos más gente y hacemos más amigos.

¿Qué podía responderle?

IMG_2712

Recuerden que el 22 y 23 de abril Corazón de Leona -una novela juvenil- estará gratis en amazon kindle para descargar.

¿Qué secretos esconde esa maravillosa caja de madera labrada?

 

Rumbo al VIII Congreso Intenacional de Lengua Española, el 18 de este mes tendré el honor de iniciar un ciclo de charlas. Conversaremos sobre las diferentes lenguas nativas argentinas y su aporte a nuestro vocabulario, mi experiencia con los nativos, cómo crear una historia, y también haremos varios entretenidos ejercicios sobre situaciones hipotéticas ¡Los espero!

Nueva imagen (6)

Conocí a Londres de Catamarca cuando leí un hermoso libro: Huellas del perro negro, escrito por Julia García Mansilla.

“… novela ambientada en el siglo XVII, a casi cien años de la conquista española, revive la gesta hispana dentro del imponente marco de la cordillera andina. Escuchamos las voces de Rodrigo, joven y ambicioso soldado español; la de su hermana Amparo, mujer singular, desafiante y transgresora, pese a su lucha interior; oímos a Kusi-Carmen, rebelde y visionaria aborigen, indecisa a la hora de aceptar lisa y llanamente la nueva civilización o apegarse a sus creencias ancestrales. Sobre ellos emerge la figura de Juan Chelemín: el Escurridizo Perro Negro”.

Desde ese momento quise visitar ese antiguo sitio, alejado de todo. En setiembre tengo planeado ir para allá y participar como oyente en alguna escuela. Escuchándolos, al conocer sus costumbres cotidianas, aprendo mucho de la gente. En esos momentos silencio todas mis inquietudes, mis dilemas, mis carencias o mis anhelos y me dedico a prestar atención. Me vuelvo nadie, una completa sombra anónima, una esponja que absorbe culturas que desconocía.

El año pasado mi hijo fue a esos sitios y me mostró fotos. Algunas las comparto con ustedes.

Dicen que los hombres pueden hacer una sola cosa a la vez. En las mujeres ello es impensable; somos madres, amas de casa, trabajadoras, viajeras, multiservice porque cada día nos enfrentamos a diferentes desafíos, asertivas, resilientes (¡qué maravilloso don es este!)… todo a la vez.
Agradezco al cielo por haberme hecho mujer.

1380847_544038835663461_209057394_n

 

En mi infancia mamá había establecido un menú fijo para los almuerzos; recuerdo, y tal vez porque en ese entonces no me gustaba, que los jueves había guiso de mondongo. A la cena había, clavado clavado, costeletas con ensalada. Cuando me puse de novia, cierta noche invité a mi futuro marido a comer y él me peguntó qué habría. Quizás imaginaba un plato raro, pero le dije:
– La corteleta número 5.987.
Ayer, mientras conversaba con mi madre le conté que había almorzado brócoli, pepinos, berenjenas asadas y pan untado con quesillo de kefir. Me miró seria y enojada.
– Hablame en español, no en ruso o mandarín.
Sí, doñita, los menúes han cambiado un montón.

b35ae97ddecaaafc3762f3a2c56846af