Archivos para la categoría: Uncategorized

                          

Los nativos tobas eran de gran estatura y de fuerte complexión física.

Tenían la costumbre de rasurarse el inicio de sus cabelleras, por eso tenían la frente amplia, razón por la cual inicialmente los llamaban con ese nombre para burlarse de ellos.​

La cultura de los qom era de acuerdo con sus costumbres y tradiciones, muy arraigadas en ellos y con estrictas normas de convivencia y respeto hacia la naturaleza. También, para asegurarse la descendencia, practicaban la poligamia, el sororato y levirato. En el primero, si tenía las condiciones, el hombre se casaba con más de una mujer, en el segundo, el viudo debía casarse con una hermana de su esposa fallecida, y en el levirato, la viuda debía casarse con un hermano de su marido fallecido.

Fabricaban objetos de cerámica, cestería y tejidos con finalidades utilitarias.

Durante los meses cálidos casi no usaban vestimenta, a excepción de simples taparrabos, o nada. El calor y la cerrazón del monte impenetrable los hacía transpirar demasiado.

En los períodos frescos vestían con prendas más complejas, y en las celebraciones y rituales se adornaban. En esas ocasiones se colocaban un vestido llamado poto confeccionado con fibras de caraguatá, cuero y, tras la invasión española, algodón.

También, durante los períodos fríos llegaban a abrigarse con ponchos o un corto manto de pieles, generalmente de carpincho.

Los hombres adornaban sus cabezas con tocados de plumas y cuerdas de hierbas entrelazadas. Ambos, varones y mujeres, usaban pulseras confeccionadas con dientes y pezuñas de los animales que cazaban, semillas y caracoles. Los collares eran muy coloridos y, además de lo anterior, agregaban plumas, semillas, flores y hojas.

 

 

 

 

Los hechiceros utilizaban pulseras o diferentes sonajeros que movían hacia un lado y otro, haciéndolos sonar para atraer o ahuyentar a los espíritus.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                              Los tobas eran un grupo semi nómade y para alimentarse  utilizaban los recursos de la zona donde se encontraban. Desde muy jóvenes, los varones se dedicaban a la caza. Los qom o tobas sacaban grandes peces con sus redes, además de  yacarés y tortugas.

Atrapaban tatúes, tapires, pecaríes, carpinchos, ciervos, guanacos, víboras, perros salvajes, aguarás guazú y miles de pájaros enormes y pequeños. Mientras, las mujeres se dedicaban a la recolección de porotos, frutos del algarrobo, molle, chañar, mistol, la tusca, tuna y los sabrosos ananás y palmitos o cogollos de palmeras. También se ocupaban en precarias siembras y cosechas de parcelas. Plantaban zapallos, batatas, mandiocas, maíces, porotos… como complemento solían recolectar miel y gran cantidad de otros frutos y tubérculos característicos del lugar. ​

                                           

Vivían en pequeñas aldeas dentro de chozas muy simples, bien aireadas, que solían medir alrededor de dos metros de diámetro, ello dependía de la cantidad de miembros que había en la familia. Dichas viviendas eran de troncos, casi siempre en forma redonda, confeccionadas con techos de pajas y ramas.

Alguna pared levantada del lado apropiado los protegía del constante viento caliente o frío. El fuego se mantenía encendido con hojas de palosanto que con su humareda ahuyentaban a los molestos insectos.

Solían mudarse de sector cuando las inundaciones anegaban su tierra; el escaso desnivel del suelo provoca que, aún hoy, el río Bermejo desborde y cambie constantemente sus brazos secundarios. También cambiaban de sitio cuando buscaban nuevos alimentos.

Nueva imagen (3)

 

TOBAS

(Significado: Personas frentonas) 

                                                                   Hábitat tobas

Los tobas, también conocidos como qom, habitaron gran parte del norte de Argentina; Salta, Chaco, Santiago del Estero, Formosa y hasta principios del siglo XX, también ocuparon el sudeste del departamento de Tarija, en Bolivia.

Nueva imagen (4)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se te extraña, Margarita. Cada vez que es el día de la madre recuerdo a Margarita con más intensidad.

La conocí cuando era muy anciana y al notar la adoración que sus hijos sentían hacia ella, cierta vez les pregunté cómo había sido de joven.

Me contaron que tuvo catorce hijos –crió propios y ajenos- y todos fueron a la escuela. Vivían a la orilla del río de mi ciudad y su casita siempre tenía actividad; siete hijos iban a la escuela por la mañana, y a la tarde iban los otros siete con las zapatillas y guardapolvos usados por los del primer turno. Por la noche, mientras ellos dormían, Margarita les lavaba todo para que estuviera limpio y listo al día siguiente.

Cada uno de ellos trabajaba en changas en las quintas alrededor de la ciudad. Pero si aun así no había nada para cenar, entonces se sentaban alrededor del fuego y comían tortas asadas sobre los rescoldos.

¡Qué ejemplo! ¡Madraza como pocas! Ahora siento nostalgia al recordarte, Margarita.

anciano-manos

 

 

 

Hace un par de meses decidí no consumir más harina de trigo y maíz. ¿Por qué? Por nada en especial. Quería consumir algo menos procesado y los desafíos me encantan. Además, mi hijo dice que las harinas son el veneno del ser humano y como me quiero muuucho, entonces también eso influyó.

Desde ese día comencé a mirar videos, preparar platos diferentes (mis nietos, aterrorizados), y comer los menjunjes que de ellos resultaban.

Ahora puedo decir que me siento mejor, más liviana y despierta. (Bué, tampoco me volví Einstein)

¿Qué consumo en vez de pan o masitas o fideos? ¡Pan, masitas y fideos! Todo sin harina de trigo y maíz. Puedo utilizar harina de avena, algarrobo, mandioca, lenteja, arroz, garbanzo (acá paso, detesto el garbanzo). Hago pan Nube, galletas de avena, empano las milanesas con avena, hago hamburguesas de lenteja (también de carne) como fideos de arroz, tostadas de arroz… y mi mayor consumo es verdura, fruta, lácteos y carne. Hago morrones en aceite, pepinillos en vinagre, berenjenas ahumadas, piza de anco, cabeza de calabaza o zapallo relleno… claro que no eliminé del todo esas dos harinas; cada tanto degusto unos twistos exxxxxpectaculares (como lo escribía mi querida hermana hace tiempo).

¡Requeteglup!

Bienvenidas sean las sugerencias !!!! porque todo lo que sé lo aprendí de ustedes, mis fieles amigas.

asmbrado