Cuando escribo mis novelas y veo a mis personajes descansando mientras las mujeres bordan y los hombres leen el periódico, sentados sobre un poyo del patio interno de su casa, imagino el tranquilo rincón así, como el de esta foto, uno de los jardines internos de la preciosa casa del marqués de Sobremonte ubicada en el centro de la ciudad de Córdoba.

20171103_142439

Anuncios