Quizás aún no te has percatado de ello, pero la verdad es que estar soltera es lo mejor que te ha pasado en mucho tiempo. No importa si terminaste una relación recientemente o si ya llevas algún tiempo sin chico, ¡de cualquier manera puedes divertirte!
alegría

Ventajas
El poder de elección. Tienes la oportunidad de elegir inteligentemente. Puedes reescribir tu futuro cuantas veces quieras. Tienes la oportunidad de decidir qué es lo que más te conviene y conseguirlo a como dé lugar.

Tiempo contigo. Algunas no disfrutan esta etapa de la soltería, pero no se dan cuenta de lo necesaria que es. Durante este periodo de aislamiento, aprenderás muchísimas cosas sobre ti misma, lo que te dará la oportunidad de crecer y llegar más lejos. Después de ello, todo lo demás sucederá solo.

El mundo de las citas. El mundo de las citas puede llegar a ser un tanto amenazador, pero no tiene por qué ser así. Interactuar con alguien nuevo debería ser emocionante y divertido. Si no funciona, ¿qué importa? El secreto se encuentra en abrirte lo suficiente y permitirte conocer gente nueva. No les “hagas el feo” antes de conocerlos. ¡Podrías sorprenderte!

Viajar. Algo que a todas nos encanta es viajar, pero la verdad es que hacerlo se vuelve complicado cuando involucramos a alguien más. Viajar sola es una experiencia que recordarás por el resto de tu vida, así que haz maleta, ¡y aventúrate a lo desconocido!

La cama. Sí, sí. Dormir sola tiene su lado malo. ¡Pero enfócate en lo bueno! No tendrás que soportar molestos ronquidos ni tienes que pelear por las cobijas. Tienes la cama para ti solita y no hay nada ni nadie que pueda ponerse en el camino de una deliciosa noche de sueño profundo.

Tus amigas. Cuando estamos en una relación seria, dejamos de ver tanto a nuestras amigas. Nos parece normal porque así es como se supone que deben funcionar las relaciones, pero ahora es el momento de disfrutar con las personas que más quieres. Reconáctate con tus amigas y aprovecha que tienes todo el tiempo del mundo para estar con ellas.