Estoy regresando de una excursión a Federación. ¿La verdad? Cuando partí no contaba con demasiado entusiasmo, e incluso había pedido en la agencia que me lo cambiaran por otro.
Pero ya en mi hogar debo agradecerle a la vida por ponerme todos los obstáculos que me impidieron desistir de él, permitiéndome así conocer este nuevo rincón argentino.
En Federación, por ser un pueblo joven con apenas más de treinta años, todo florece, todo es tranquilo y limpio, los jardines brillan espléndidos, todas las personas saludan, se notan relajadas y sonrientes. La mayoría circula por la vereda con batas de baño y ojotas, yendo o regresando de las termas. A la puerta de uno de los destacamentos de policía vi una bici pintada de azul que decía:
– Policía – en su travesaño.
Al tiempo que pensaba en cuan pocos asaltos y contratiempos debían existir allí, un perro me acercó una piedra, apurándome con su rabo tembloroso para que se la arrojara lejos.
En completa soledad caminé tres horas por un sendero empedrado, bordeando el lago de 7.000 hectáreas. Hablé con los pescadores, los turistas, los adolescentes que jugaban o conversaban… y de pronto me brotó la veta de investigadora.
Acelerando el paso llegué hasta la biblioteca, después pasé al museo, las librerías, la secretaría de turismo y las tiendas donde vendían artículos sobre la historia del pueblo. Tuve el privilegio de que me encendieran el cine sólo para mí y vi varios videos sobre cómo fue que Federación desapareció bajo las aguas de ese inmenso lago, emergiendo metros más allá. ¡Tantos incidentes de devastación y esperanza! ¡Tantos llantos descontrolados y tantas risas permanentes!
Reflexionando, mientras regresaba llena de exaltación al hotel me dije que el ser humano, así como es capaz de las cualidades más mezquinas y espeluznantes, por más presionado que se encuentre también posee todas las virtudes que lo vuelven fuerte, optimista, generoso, solidario ¡grande y poderoso!
“Seré estrella, seré sangre valiente y haré mi mundo allí donde me encuentre”.

20150824_124547 20150824_133249 20150824_173644 20150825_140854 20150827_174720 20150826_164538 DSC00414