El gran Leo Batic días atrás escribió este artículo que transcribo textualmente:

“Perdón pero ¿Soy al único que “Relatos Salvajes” le pareció una película horrible? Me pareció un homenaje a la violencia, un canto a la venganza, al matar al otro, al destruirlo, al buscar el dolor ajeno, o sacárselo de uno.
No pude sacar nada de positivo. Me encanta el director, la puesta, los actores… pero creo que la gente se engancha como catarsis, como una manera de sentir que la violencia interna se puede dejar libre, por una vez.
En serio, somos un país lleno de violencia, de dolor, de injusticias.
Sobre todo con uno. Nos dejamos dañar, nos dañamos.”

Y yo voy por más ¿qué le sucede a la televisión y al cine? solamente pasan películas, series o noticias agresivas. Palos, sangre, tripas y gritos son lo normal en la pantalla.
Claro, después nos asombramos de por qué tenemos insomnio o dormimos a los saltos.
Hace unos días, moviendo el control de canal a canal, vi una escena. Se las describo: una muchacha estaba sentada sobre un inodoro, y desde atrás, un monstruo aparece repentinamente y se la traga. ¿Qué queda de la preciosa jovencita? Su columna vertebral sangrante.
¡Por favor! ¿qué es eso? ¿QUÉ ES ESO?
Permítanme vomitar. Ya regreso.
## ## ## ## ## ##…………
Me agrada ver historias que me conmueven el alma, que me llenan de buenos sentimientos, que me hacen desear ser mejor persona; sin embargo, eso que aparece cuando enciendo el televisor me hace chillar, espantarme, sentirme asqueada, y me pregunto qué será del ser humano si continuamos teniendo eso como ejemplo de vida.
Al final, termino viendo series como: Grey’s Anatomy, Friends, Two and a Half men, the Bing Bang Theory, Paradise…
Te agradezco Leo que estés de mi parte, vos como tantos otros. ¡Felicitaciones por animarte a ser la voz primera!

bebe-con-cara-de-aburrido